Concentración «Contra las medidas del capital, defendamos las vidas» hoy a las 13:00

El próximo sábado 7 de noviembre diversos colectivos llaman a concentrarse a las 13:00 horas en la plaza de la Virgen Blanca bajo el lema “Contra las medidas del capital, defendamos las vidas”. Desde Lumagorri estamos convencidas de que las diez reivindicaciones centrales de esta iniciativa son secundadas por una amplia mayoría de las ciudadanas de Euskal Herria y es por esto por lo que creemos importante situarlas en la centralidad del debate publico. Con la intención de aportar en la redifusión de estas demandas y la amplificación del eco de la iniciativa “Contra las medidas del capital, defendamos las vidas” compartimos a continuación la lectura que, desde nuestro enfoque particular, hacemos de las citadas diez reivindicaciones:

1.- Reforzar los servicios públicos. Salud, educación, cuidados,… ¡Recursos ya!
Unos servicios públicos universales y de calidad. No a la privatización de la sanidad, todos los recursos al servicio de lo público. La salud no es un negocio.
Eliminación de las subvenciones a la escuela privada y concertada; clasista y generadora de discriminaciones. Por una escuela inclusiva, pública y euskaldun.
Reconocimiento de las personas que ejercen los cuidados y dignificación de sus trabajos y sus salarios.

2.- Garantizar los derechos de reunión y organización.
La organización para la lucha es imprescindible en una sociedad critica, el derecho a reunión o asociación son derechos irrenunciables. Paralización de todos los procesos de desalojo de Gaztetxes y espacios okupados, así como la inmediata apertura de aquellos que han sido clausurados.
Poner todos los espacios municipales al servicio del derecho a reunión de los colectivos y asociaciones, para poder mantener las medidas de seguridad, de manera gratuita.

3. Garantizar los recursos básicos: agua, luz, gas, alimentación y techo.
Aparte de paliar las necesidades generadas por la pandemia se debe establecer una renta básica universal.

4. Suspensión de desahucios, alquileres e hipotecas.
Penalización a los propietarios de viviendas vacías. Prohibición de los alquileres abusivos.

5. Garantizar condiciones laborales dignas.
También para las personas trabajadoras del sexo, Regularización de su situación, basta de persecución y acceso a recursos básicos.

6. Cuidados integrales, colectivos e individuales.
Cuidados en el sentido amplio de la palabra, no solamente cuidados a la infancia o a las personas mayores. Todas somos interdependientes ajenamente a nuestra edad y capacidades, todas tenemos derecho a ser cuidadas.
Para algunas personas LGTB las relaciones sociales son una parte indispensable de sus vidas, para poder afrontar vivir en un régimen heteronormativo, por tanto estas relaciones son una forma de cuidado, ya sea en espacios de ocio, de cruising, en la calle o en cualquiera que pueda servir para relacionarse.
La sociabilidad de las personas disidentes sexo-génericas es la base para poder realizarse fuera de los parámetros cisheteronormativos

7. Establecer recursos para hacer frente a la violencia machista y LGTBIfóbica que supone el aislamiento.
La familia o lo denominado como “unidad convivencial” puede ser en muchas ocasiones espacios hostiles para las mujeres y personas LGTBI.
La familia es el espacio por excelencia para perpetuar la cisheteronormatividad y el machismo por lo que hay que garantizar otros espacios y relaciones que ajenas a ella

8. Garantizar la regularización de todas las personas. Anular la ley de extranjería para siempre.
Con fronteras y racismo no hay orgullo

9. Asumir responsabilidades políticas. Cese de la criminalización.
Dejar sin efecto todos aquellos procesos derivados de operaciones policiales racistas o xenofobas.
No hay colectivos irresponsables, solo conductas irresponsables, para las que habrá que hacer una labor pedagógica pero nunca represiva.

10. Basta ya de control policial y social.
La crisis que vivimos a evidenciado la utilidad de los cuerpos policiales, así como el modelo policial existente. Debemos cambiar el paradigma del modelo de sociedad y avanzar hacía la disolución de las policías con un replanteamiento de la labor de la policía en la “seguridad” y la reinversion de sus presupuestos en servicios sociales.

Por todo esto, ¡y por más!, os invitamos a participar en la concentración convocada para el sábado 7 de noviembre a las 13:00 horas en la plaza de la Virgen Blanca.