¡No en nuestro nombre! ¡Stop homonacionalismo!

NO EN NUESTRO NOMBRE

El pasado domingo recibíamos la terrible noticia de que un joven había sido echado de su casa y maltratado por su propio padre y madre tras declararse homosexual. Ahora, una vez pasado el impacto de la terrible noticia, tras haber realizado la oportuna movilización de denuncia de la homofobia, consideramos oportuno atender a algunas otras violencias que ha dejado este caso.

El medio de comunicación que difundió la noticia realizó una interesada redacción aludiendo al origen y la cultura del padre y madre agresores, además de poner el acento en que son receptores de alguna ayuda social. Podríamos decir que el medio en cuestión disparó el veneno y otros continuaron con esta práctica (incluidos medios de comunicación públicos a los que se les presume un compromiso social mayor) a la que denominamos homonacionalismo, es decir, relacionar actitudes LGTBIfobicas con determinadas culturas para justificar posiciones racistas.

Nuestros cuerpos y deseos están atravesados por diferentes ejes de opresión, orientación sexual,identidad de género, raza, origen, clase,…. En esta ocasión a la agresión homofoba sufrida por este joven debemos añadir la agresión de carácter racista que se ha ejercido contra un determinado colectivo de vecinas y vecinos. Es por ello que cabe recordar que cuando decimos que “vuestro odio no cabe en nuestras calles” no solamente nos estamos refiriendo al odio a la orientación sexual o identidad de género, también nos referimos al odio por raza, clase, origen,
diversidad funcional,… y a todas aquellas expresiones de rechazo y opresiones que deseamos borrar de nuestras calles.

Tan poco casual como este discurso es la participación de los representantes del Partido Popular en la movilización que tuvo lugar el miércoles. La presencia de quienes pactan con partidos de ultraderecha, a los que entregan los nombres de compañeres activistas que se dedican a la formación en las escuelas, que se pasan el día difundiendo mensajes que fomentan las terapias de reconversión o que desean desandar el camino que el movimiento feminista ha recorrido contra la violencia machista,… es altamente ofensiva. Para este colectivo resulta violento que sus verdugos participen en las movilizaciones que organizamos contra las violencias que sufrimos, y lo es porque entre esas violencias que combatimos están también las del PP y sus aliados.

Es por ello que hacemos un llamamiento a medios de comunicación y periodistas a hacer una lectura crítica del tratamiento que estos días se ha hecho de lo ocurrido. Así mismo, invitamos a las representantes en las instituciones a que no participen en la limpieza de cara que el Partido Popular desea hacer utilizando a este colectivo, porque la lucha contra la LGTBIfobia es también no permitir el pinkwashing que algunos desean hacer.

Queremos construir una Gasteiz diversa y libre de odios, y la queremos construir junto con nuestras vecinas racializadas, precarias, de culturas diversas, con funcionalidades diversas, la queremos construir con todas ellas, porque Gasteiz será diversa o no será.

Coordinadora 28J de Gasteiz