El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz quiere recortar el presupuesto para las políticas LGTBI puestas en marcha en la anterior legislatura.

En mayo de este mismo año, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la asociación Lumagorri firmábamos un acuerdo de colaboración para la puesta en marcha del Observatorio contra la LGTBI+fobia, una colaboración que venía a formalizar el trabajo que, desde 2017, venimos realizando contra los delitos de odio con la colaboración del mismo Ayuntamiento.

El compromiso del Ayuntamiento en la lucha contra la LGTBI+fobia ha sido reiterado en diferentes ocasiones, tanto en declaraciones del alcalde Gorka Urtaran como en las diferentes mociones aprobadas en el pleno municipal. La última de ellas aprobada al inicio de esta misma legislatura, por unanimidad, en la que se instaba al Gobierno a “dotar de los recursos necesarios a los proyectos Sorginenea-Emakumeen Etxea y el Observatorio contra la LGTBI+fobia para asegurar su continuidad”.

El presupuesto aportado por el Ayuntamiento para la puesta en marcha del Observatorio contra la LGTBI+fobia fue de 30.000€ en 2019, una cantidad estimada para 6 meses ya que el Observatorio comenzó a funcionar en junio. Una cantidad que se vería incrementada en los presupuestos de 2020 al pasar de medio año a un año completo de funcionamiento. Sin embargo, esta semana, en la presentación del proyecto de presupuestos, observamos que el Gobierno ha mantenido la misma partida que en 2019 (30.000 euros), en vez de asignar el presupuesto de 70.000€ estimado para cumplir con un año completo de proyecto.

Esta situación hace inviable el futuro del Observatorio contra la LGTBI+fobia en el marco de la colaboración con el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

Desde Lumagorri, siempre hemos mantenido dos requisitos imprescindibles en la lucha contra la LGTBI+fobia: dotar de recursos económicos y humanos a la misma y tener voluntad política para ello. El recorte de más del 50% del presupuesto estimado para garantizar el funcionamiento del Observatorio en 2020 nos demuestra la escasa voluntad política existente en el Gobierno de PNV-PSE en la lucha contra la violencia hacia las personas LGTBI+. Si las constantes declaraciones escuchadas en los últimos meses no se traducen en recursos, podríamos estar ante una operación de pinkwashing o “lavado rosa” por parte del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

Ante esta situación, desde Lumagorri hemos solicitado una reunión con el Alcalde Gorka Urtaran, así como con los grupos de la oposición, para explicar el proyecto y poder revertir los recortes que se pretenden realizar en las políticas LGTBI+ de esta ciudad.

Desde Lumagorri consideramos que estamos a tiempo de volver al camino iniciado en 2017, junto al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, en la lucha contra los Delitos de Odio por orientación sexual o identidad de género, más si cabe teniendo en cuenta el incremento de agresiones al colectivo LGTBI que hemos documentado en estos últimos meses, y que corroboran una tendencia al alza ya anunciada por otros observatorios de otros municipios.

En Lumagorri tenemos claro que no estamos dispuestes a ser objeto de operaciones de marketing rosa. La defensa de los derechos humanos de gais, lesbianas y trans no pueden servir de mercadeo político. Ha llegado la hora de los compromisos y de aunar fuerzas en esta lucha.